Facebook
Twitter
Youtube

¿El Zinc y la Vitamina D previenen el COVID-19?

 

 

 

Se han cumplido tres semanas del aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional. Desde entonces, ha proliferado bastante información sobre una de las preocupaciones más grandes en este momento: cómo combatir de manera efectiva el contagio por COVID-19. Lamentablemente, muchos de estos datos tienden a ser engañosos por no contar con un criterio médico o científico como respaldo. Por esta razón, la Vicerrectoría de Bienestar comparte con la comunidad universitaria una revisión sobre algunas de las «alternativas» que están circulando en Internet y las redes sociales que –supuestamente- erradican y previenen el Coronavirus:

  • ZINC: si bien este mineral es fundamental para mantener el organismo saludable, aún no existen  investigaciones científicas que demuestren su funcionamiento para combatir el coronavirus. En 2010, un grupo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (Estados Unidos) y del Centro Médico de la Universidad de Leiden (Países Bajos) demostraron que el Zinc bloquea la propagación a nivel celular del primer SARS-Coronavirus. Sin embargo, una investigación más reciente hecha por Harri Hemilä -adscrito al Departamento de Salud Pública de la Universidad de Helsinki (Finlandia)-, no mostró ninguna diferencia en el tratamiento de un resfriado –que pude ser causado por coronavirus o rinovirus- entre personas que tomaron este mineral y otras que tomaron un placebo.

En conclusión: el Zinc no previene el contagio por COVID-19. Resulta de gran importancia para mantener una vida saludable -incluso para evitar resfriados o gripes casuales- pero no para combatir esta pandemia.

  • Vitamina D: las vitaminas son importantes para mantener el sistema inmunológico. Particularmente, los seres humanos sintetizan la Vitamina D a partir de los rayos UV emitidos por el sol. Resulta lógico, entonces, tomar un suplemento de esta vitamina  durante el periodo de aislamiento. Una investigación realizada por el especialista en infecciones respiratorias Adrian R. Martineau –afiliado a la Escuela de Medicina de Londres- determinó que quienes toman suplementos de esta vitamina (de manera diaria o semanal) reducen el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias. Sin embargo, este beneficio solo de halló en personas con deficiencia de la vitamina en su cuerpo.

En conclusión: tomar Vitamina D puede ser beneficio en caso de tener una deficiencia (ya sea por falta de exposición al sol u otras razones).Sin embargo, no previene el contagio por COVID-19, pues los problemas respiratorios causados por el virus suceden durante su agravamiento y no durante el contagio.

Hasta el momento la única medida efectiva para enfrentar esta crisis mundial es permanecer en los hogares, acatando de manera responsable las recomendaciones sanitarias pertinentes (lavado de manos constante y desinfección periódica de los espacios habitados). Desde la Vicerrectoría de Bienestar Universitario se hace un llamado a toda la comunidad para que sigan las medidas propuestas por el Gobierno Nacional y las entidades de salud oficiales.

 

Fuentes consultadas:

Hemilä, H., Haukka, J., Alho, M., Vahtera, J., & Kivimäki, M. (2020). Zinc acetate lozenges for the treatment of the common cold: a randomised controlled trial. BMJ open, 10(1), e031662:

https://bmjopen.bmj.com/content/10/1/e031662

te Velthuis AJW, van den Worm SHE, Sims AC, Baric RS, Snijder EJ, et al. (2010). Zn2+ Inhibits Coronavirus and Arterivirus RNA Polymerase Activity In Vitro and Zinc Ionophores Block the Replication of These Viruses in Cell Culture. PLOS Pathogens 6(11): e1001176.:

https://journals.plos.org/plospathogens/article?id=10.1371/journal.ppat.1001176 

Martineau Adrian R, Jolliffe David A, Hooper Richard L, Greenberg Lauren, Aloia John F, Bergman Peter et al. (2017). Vitamin D supplementation to prevent acute respiratory tract infections: systematic review and meta-analysis of individual participant data. BMJ: 

https://www.bmj.com/content/356/bmj.i6583